Con esta idea puedes crear un práctico bolsillo portátil, pequeño bolsito, bolsillo doble, koala, canguro, o como le quieras llamar.

Esta es una de las muchas y muy fáciles ideas de cómo transformar unos pantalones vaqueros (blue jeans) y convertirlos en otros objetos funcionales, o simplemente darles tu toque especial a esos pantalones que no te gustan.

Con esta idea puedes solucionar el problema de llevar el teléfono celular (móvil) en la mano. ¿No te ha pasado que llevas puesto unos pantalones, leggins (lycra) o una falda muy linda pero que al no tener bolsillos tienes que llevar tus cosas en la mano?

teléfono celular móvil bolsillo rotoAunque seguro que muchas veces también te ha pasado que lo pones en el bolsillo delantero o trasero del pantalón y no puedes ni sentarte, o lo que es peor se te rompe la pantalla el teléfono.

Simplemente te apetece salir a pasear o jugar con el perro y no tener que llevar el bolso o el teléfono en la mano.

Dar una vuelta en bici, jugar con los niños, caminar en familia, ir a comprar el pan o salir con tus amigas pero en esos momentos puntuales no te apetece cargar con el bolso y con todas las cosas que solemos llevar en él.

bolsillo canguroReutilizando unos pantalones vaqueros viejo o que no te gustan, podrás hacer tú misma un bolsillo portátil y con esta idea genial y facilísima lograrás tener tus brazos y manos desocupados.

Así que si estás en ropa deportiva o cualquier otra que no tenga bolsillos, simplemente te pones el “canguro” en la cintura y listo, ya tienes los bolsillos suficientes para no tener que llevar el teléfono, las llaves, dinero, tus documentos y el pintalabios en la mano.

Y ya estás lista para salir a pasear !!!

Para hacer esta idea tan solo necesitas:

  • Un pantalón vaquero o blue jeans.
  • Tijera.
  • Hilo.
  • Aguja.

Lo primero que hacemos es cortar el pantalón por la pretina, que es la zona de la cintura, a todo lo largo menos en uno de los lados traseros.

Cortamos la parte delantera. Doblamos la parte trasera que cortamos encima de la que está con la pretina y cosemos por todo el borde, como haciendo un gran bolsillo, menos en la parte superior.

Damos la vuelta a este gran bolsillo y listo. Es muy fácil de hacer.

Si quieres puedes cerrarlo con una cremallera (cierre), con botones o con broches. Si quieres, puedes darle un toque personal decorando el bolsillo a tu gusto. Como este pequeño bolso lo hice para diario, preferí dejarlo tal como era originalmente el pantalón, aprovechando que tenía en la parte central un bordado muy lindo.

Lo bueno de este bolso es que puedes usar los bolsillos exteriores, es decir, los que vienen originalmente con el pantalón y la bolsa que creamos cosiendo el pantalón.

No te pierdas este vídeo tutorial con una manera muy original de aprovechar esos pantalones que no usamos para convertirlos en un “Cinturón con bolsillo, bolsito canguro o bolsillo portátil” .

Aquí tienes el paso a paso de cómo hacerlo de una forma muy sencilla.

…y recuerda…

Suscríbete a mi Blog y mi canal de YouTube y sígueme por las redes sociales!!!