8 errores comunes que debes evitar a la hora de limpiar tus ventanas

A pesar de que limpiar nuestras ventanas con regularidad es necesario, esta es sin lugar a dudas una de las actividades del hogar que más consume tiempo y energía. De hecho, entre todas las labores de limpieza, esta es una de las menos preferidas para la mayoría de las personas. Limpiar ventanas es difícil y no siempre quedan del todo bien.

Para lidiar con esto, muchos desarrollan en casa sus propias técnicas de limpieza, pero no todas las estrategias son las más eficientes y efectivas. Si has tenido dificultades con este tema, es posible que estés cometiendo errores al limpiar tus ventanas. Las condiciones de limpieza poco adecuadas pueden llevar a una limpieza poco efectiva.

En caso de que hayas estado buscando la mejor forma de hacer la limpieza de tu hogar, aquí te hemos preparado algunos consejos para limpiar tus ventanas sin complicaciones. Ya verás que evitando estos errores ahorrarás tiempo y obtendrás resultados mucho mejores.

¿Qué errores debo evitar al limpiar mis ventanas?

Tanto en el interior como en el exterior de tus ventanas inevitablemente se acumulará suciedad de todo tipo, lo que puede obstruir la vista y la iluminación de tu hogar. Si quieres evitar las impurezas y las rayas ocasionadas por una mala limpieza, sigue las recomendaciones que tenemos a continuación. 

  1. No invertir en las herramientas adecuadas

Si bien para limpiar tus ventanas no necesitarás todas las herramientas que utilizaría un profesional, sí es necesario contar con algunos productos básicos para hacer el trabajo un poco menos tedioso. Por lo general, se recomienda limpiar usando una esponja o un paño suave de microfibra, pero también una alternativa válida es usar un buen limpiador de cristales y así evitar esas rayas gruesas o rastros de suciedad que podrían dejar otras herramientas no especializadas en la limpieza de cristales.

  1. Usar limpiador antes de quitar la suciedad y el polvo

Este es uno de los errores más comunes en la limpieza debido a que puede resultar tentador comenzar a usar la mezcla limpiadora de inmediato para terminar de limpiar lo antes posible. Sin embargo, esto no se recomienda en lo absoluto ya que esto hará que la suciedad se convierta en lodo al mezclarse con el limpiador. Por lo tanto, la solución ideal es barrer la suciedad o aspirar el polvo antes de usar el producto limpiacristales.

  1. Lavar con agua dura

Aunque pueda parecer que el tipo de agua que se utilice para limpiar no tiene importancia, lo cierto es que el agua dura contiene muchos minerales que se acumularán en tu cristal y eventualmente lo manchará. Por ello, asegúrate siempre de limpiar siempre tus cristales con agua destilada. Puede que los efectos negativos del agua dura no se noten demasiado durante los primeros lavados, pero así como este afecta a tu pelo y a tu piel, a largo plazo también afecta en la limpieza de los cristales, por lo que es importante evitarla a toda costa.

  1. No usar la solución limpiacristales adecuada

Para conseguir los mejores resultados de limpieza es muy importante elegir un limpiacristales de buena calidad. Muchas personas eligen como primera opción los limpiacristales más intensos y concentrados, pero esto puede ser perjudicial para tus cristales a largo plazo. Por ello, lo mejor es adquirir una solución limpiacristales balanceada que no estropee la superficie de las ventanas.

Si estás buscando más información sobre este tema, en la página web Detergente Calter podrás encontrar algunos productos muy buenos que te ayudarán con la limpieza del hogar. Mientras más te informes al respecto, mejor podrás elegir el producto que se adapte a tus necesidades.

Limpiar ventanas es difícil y no siempre quedan del todo bien.

  1. Limpiar en un día soleado

Es muy común pensar que los días soleados son los mejores para limpiar las ventanas. Sin embargo, esto está muy lejos de la realidad. Aunque pueda parecer una ventaja la rapidez con la que se secarán tus ventanas, esto no te ayudará en lo absoluto. En días soleados el líquido limpiador se secará antes de que puedas quitarlo por completo, lo que ocasionará marcas y manchas de todas las formas en tu cristal. Si quieres tener ventanas cristalinas, elige los días nublados para comenzar la limpieza.

  1. Usar demasiado spray

Al contrario de lo que puede parecer en un principio, usar mayor cantidad de spray de limpieza no te dará mejores resultados. De hecho, si usas más de la cuenta crearás rayas en la ventana, lo cual hará que luzca mucho peor de como lo hacía en un principio. Así que siempre aplica una cantidad de spray moderada que te permita controlar la limpieza y así evitar manchar la superficie.

  1. Centrarse en un área muy grande

Si tienes cristales muy grandes, quizás te veas tentado o tentada a limpiar toda la superficie al mismo tiempo. Sin embargo, esto puede causar que olvides limpiar a profundidad alguna parte concreta de tu ventana. Especialmente si estás haciendo más de una tarea a la vez, lo ideal es concentrar la limpieza en pequeñas áreas para mantener el control de lo que sucede. Limpiar áreas muy grandes ocasionará que el agua se seque antes de lo esperado y aparezcan manchas.

  1. Limpiar con papel periódico

Durante muchos años se ha utilizado el papel del periódico como un utensilio más para la limpieza del hogar, pero este ha demostrado ofrecer resultados poco favorables. De hecho, la tinta y los químicos del papel periódico puede estropear a largo plazo la superficie de tu ventana. Así que evita usar esto por completo y en su lugar compra las herramientas que te hemos recomendado en el primer error de esta lista. Puede que ahorres algo de dinero al limpiar con papel, pero luego de un tiempo tendrás una ventana en muy mal estado.

Conclusiones

Es innegable que limpiar las ventanas de cualquier tipo de hogar no es tarea fácil. Pero en definitiva, limpiar de forma incorrecta puede causar muchos inconvenientes, por lo que evitar estos errores tan comunes es fundamental para limpiar de forma más rápida y sencilla. Limpiar con prisas y con herramientas de poca calidad solo te darán resultados completamente desfavorables que te causarán aún más problemas.

Ya verás que al aplicar todos estos consejos, la experiencia de limpiar tu hogar dejará de ser una pesadilla y pasará a ser una actividad que incluso podrías llegar a disfrutar. Por ello, no olvides comprar los mejores productos y tomarte tu tiempo durante la limpieza. Tu mente y tu cuerpo te lo agradecerán una vez observes como tus ventanas limpias reciben la claridad de la luz solar como nunca antes lo habían hecho.

Espero que te haya servido de ayuda, ya sabes que me ayudarías mucho, si compartes mis publicaciones con tus amigos por las redes sociales

¡Suscríbete y comparte!!!

#crearyreciclar

¡Por favor comparte!!
Valora este post!
[Total: 1 Average: 5]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error

¿Quieres aprender más? Suscríbete a mi Blog

Sígueme
Sígueme
Sígueme
Comparte
Escríbeme un correo
Sígueme
Sígueme
fb-share-icon