¿Tienes en casa alguna lámpara de noche, que ha terminado guardada en el trastero porque está manchada, tiene rota la pantalla, o simplemente porque tiene un color que no combina con la decoración actual de la habitación? No la tires, renuévala. Mira qué fácil es renovar una lámpara de noche en tres sencillos pasos.

Las lámparas, ya sean de cerámica, madera o metal, tienden a mancharse con el paso del tiempo. Podemos reciclarlas en 3 sencillos pasos. Tan solo necesitamos una lija, pintura y pinceles. Así también podemos darle un toque de color a la decoración de la habitación.

El primer paso es lijar la superficie. En mi caso, en una lámpara de cerámica en color beige, que con el paso de los años se fue manchando. Luego de lijar muy bien, limpiamos la superficie quitando el polvo que queda después de lijar. También lo puedes hacer si la lámpara es de madera, metal u otro material que se pueda lijar, pero si es de plástico quizás no se pueda lijar, así que antes de hacerlo haz una pequeña prueba en una parte que no se vea de la superficie.

El segundo paso es pintar toda la superficie, en mi caso voy a pintar con pinturas normales, son témperas de las manualidades de mi hija del colegio. Lo que hice fue mezclar varios colores hasta conseguir el turquesa que yo quería. Lo que te puedo recomendar es que hagas una prueba de color, yo lo hice pintando un poco por dentro para ver cómo quedaba el color y qué tal pintaba ese tipo de pintura. El resultado fue mejor de lo que esperaba. Prueba con el tipo de pintura que consigas, a lo mejor se puede hacer con otra clase de pintura y queda genial. Si tu base es de madera te recomiendo que utilices barnices especiales para madera, aunque yo he pintado madera con pintura de pared y queda bastante bien, aunque el acabado es mate.

El tercer paso es montar la pantalla. Si la base de la pantalla está buena puedes probar cambiar el exterior de la pantalla, existen muchas maneras de hacerlo. Yo para este momento no quiero inventar nada en particular, preferí comprar una pantalla nueva, que fuera de plástico o vidrio, pero quería una superficie que fuera fácil de limpiar y que no acumulara mucho el polvo.

Así de fácil es renovar una vieja lámpara de noche, en tres sencillos pasos y sin gastarnos mucho dinero.

Y si es la lamparita de noche para la habitación de los más peques de la casa, los puedes animar a que te ayuden. ¡A ellos les encanta!!!Pueden escoger su color preferido, pintarla ellos mismos y decidir si quieren en la pantalla alguno de sus personajes favoritos.

Les puedo asegurar que les encantará hacerlo, puede ser una actividad pensando en las próximas vacaciones, como una actividad en la que puede participar toda la familia. Además de enseñarles valores como el reciclaje, es una bonita excusa para pasar tiempo en familia, además será la lámpara que cuida de sus sueños y así se sentirán orgullosos y protegidos.

No te pierdas este rápido video tutorial con el paso a paso de cómo hacerlo.