¿Sabías que con un gesto pequeño puedes hacer con algo muy grande?

Reciclar tapas de plástico tiene dos finalidades muy importantes, ayudar al medio ambiente y colaborar con proyectos solidarios. Seguro que en tu barrio o ciudad existe algún organismo, fundación o comunidad que está recogiendo tapas de plástico, para colaborar en algún fin benéfico, por ejemplo, ayudar a un niño enfermo que necesite un tratamiento médico sumamente costoso.

Reciclaje + solidaridad

Nosotros en casa solemos guardar todas las tapas y tapones de plástico dentro de una botella de plástico grande, esas de 5 o de 8 litros de agua. Cuando el envase se llena con las tapas las entregamos en la Cruz Roja o en el colegio de mi hija, ya que hay un organismo encargado de recogerlas.

tapas de plásticoEste simple gesto tiene muchísimo valor, porque no sólo ayudamos o colaboramos con alguna persona que lo necesita, además de que a nosotros no nos cuesta nada, sino que enseñamos en casa y en el colegio a nuestros hijos, valores muy importantes como la solidaridad, compartir y por supuesto reciclar.

Todo esto está muy bien, pero nosotros nos encontrábamos con el problema de guardar aquellas tapas que por su tamaño o forma no nos cabían por la boquilla del envase de plástico grande. Lo que hacíamos era meterlas en bolsas de plástico y hacer un nudo en la botella. Pero todo esto no nos parecía ni práctico ni muy ecológico, ya que estamos en contra del uso de bolsas de plástico, ya que de una u otro forma terminan en los mares y océanos.

reciclajeEntonces se me ocurrió esta idea que es la que quiero compartir con ustedes. Simplemente se trata de cortar la botella de plástico grande, de forma que podamos meter dentro todas las tapas y tapones, sin importar su tamaño o forma, y que luego se pudiera cerrar, de manera que en casa pudiésemos guardar las tapas de una manera limpia y ordenada hasta que el envase se llena.

Además con esta idea, el sistema es muy cómodo para toda la familia, ya que por el sistema de agarre de la botella, levantamos para introducir la tapa, así, si tienes el envase en el suelo, no tienes que agacharte mucho para hacerlo, y los niños pequeños lo tendrán a su alcance.

Podemos hacer este mismo sistema para separar otro tipo de residuos, esto supondría no tener que comprar contenedores para separar los residuos, lo tendrías todo a mano, todos los envases serían iguales, y la cocina, solana o lugar donde decidas colocarlos, estaría perfectamente organizada y recogida.

Además si quieres, puedes decorar estos envases con algún tipo de nota, color o mensaje, podría ser una actividad para realizar en familia, si hacemos que los niños participen de estas actividades les resultará más fácil e interesante separar y reciclar los envases. No importa la edad del niño, ya que si todavía no saben leer, les podemos enseñar a separar por colores: Azul para el papel y cartón, amarillo para los plásticos, verde para los vidrios y gris para el orgánico. Si utilizamos los mismos colores de los contenedores que están en la calle, a los niños les resultará mucho más fácil identificarlos cuando sean un poco más mayores.

reciclaje

A lo mejor donde vives, se utilizan otros colores diferentes, pero la finalidad es la misma, tan sólo separar para reciclar.

Una vez lleno el envase, lo cerramos con cinta adhesiva, así es mucho más fácil de almacenar y de transportar, tanto para nosotros como para los que más adelante tienen que manipular todas estas tapas.

No te pierdas este video tutorial de cómo, en menos de un minuto, reutilizamos una botella de agua como contenedor para almacenar tapas de plástico de todos los tamaños y formas, un truco muy sencillo y práctico. Así te será mucho más cómodo poder llevarlas al punto de recogida más cercano, La Cruz Roja, Protección Civil, el colegio, etc.

Fácil, rápido y muy práctico.
Reciclaje + solidaridad.

Recuerda…

Suscríbete a mi Blog y mi canal de YouTube y

sígueme por las redes sociales!!!