En este tutorial te muestro cómo hacer un organizador de escritorio personalizado con materiales reciclados. Veremos cómo reutilizar diferentes envases para hacer portalápices, cómo hacer unas letras para personalizarlo y el montaje de todo el mega organizador de escritorio, con las ideas que te mostré en las publicaciones anteriores: Organizador de hojas de 2 niveles y el Organizador de escritorio con corazón de corcho y pizarra portátil.

Hice este mega organizador de escritorio para crear una zona de estudio para mi hija Irene. Espero que les guste el resultado tanto como a mi hija y a mí. Veamos los materiales, las medidas y el paso a paso que usamos para estas creaciones.

Empecemos por los envases para organizar los materiales y el  portalápiz.

  • 1 envase de plástico grande (yo reutilicé el del chocolate en polvo)
  • 3 envases de plástico planos (yo reutilicé envases de comida)
  • Papel decorativo (yo usé papel de regalo)
  • Retal de tela.
  • Pegamento o cola blanca.
  • Tijera.
  • Cúter.
  • Pistola de silicona.

Para hacer el portalápices, lo primero que hacemos es forrar el envase, para eso recortamos una tira larga de papel decorativo o del material que más te guste, puedes ser tela, goma EVA o Foamy o papel adhesivo.

Para pegar el papel al envase de plástico usaré pegamento o cola blanca, para que quede mejor, les recomiendo que utilicen una brochita o pincel para cubrir bien de pegamento la superficie, así no se formarán grumos debajo del papel, el acabado quedará liso.

Con ayuda del cúter, cortaré la parte superior del envase de plástico, es decir, la parte donde está la rosca, así quedará un poco más pequeño. Este envase mide 21 centímetros de alto aproximadamente y unos 12 de diámetro, después de cortarlo se quedó en unos 17 centímetros.

Recortamos 2 tiras largas de tela de unos 4 o 5 centímetros de ancho y de largo lo suficiente como para forrar todo el borde del envase. Forramos la parte superior y la parte inferior del envase. Si prefieres puedes decorar el envase con otro tipo de accesorios o reutilizar un envase de cartón o de vidrio en vez del envase de plástico.

Los envases de plástico negro los dejaré tal cual como vienen, sin forrarlos ni nada, porque son de un tamaño ideal para esta parte del organizador.

El portalápiz lo colocamos en la parte derecha del organizador y los envases planos en la parte del pie del organizador, como les muestro en la siguiente imagen:

En los envases planos podemos colocar las chinchetas, las tizas, el borrador para la pizarra, tijera, regla, grapadora, etc.

Para personalizar el organizador vamos a hacer unos lindos corazones y las letras para formar el nombre de mi hija IRENE. Para hacerlo, tan sólo vamos a necesitar:

  • Cartón delgado (yo reutilizaré una caja de cereales).
  • Retales de tela (yo reutilizaré 3 colores diferentes: blanco, negro y rosado).
  • Tijera.
  • Pegamento.

Con el cartón de la caja de cereales, recortamos unos rectángulos de unos 8 por 6 centímetros para cada una de las letras y 2 cuadrados más para los corazones, de 8 por 8 aproximadamente.

Dibujamos las letras según el estilo que quieras, yo las haré estilo universitario y en mayúsculas. Recortamos cada una de las letras y los dos corazones.

Con estas letras en cartón como molde, vamos a dibujarlas en la tela rosada y en la tela blanca. Luego pegamos los cartones sobre la tela negra y recortamos por el borde, dejando unos 2 o 3 milímetros de más.

Luego recortamos las letras y los corazones blancos, pero con unos 2 milímetros de menos por todo el borde, para que sea un poco más pequeña que la negra y la pegamos encima de la tela negra. Dejamos secar muy bien.

Y por último, recortamos las letras de la tela rosa un poco más pequeñas que la tela blanca y pegamos encima de la tela blanca, para que se vea simplemente el borde de las telas y las letras se vean como en relieve.

Para colocarlos en el organizador vamos utilizar unas mini pinzas de ropa de madera, necesitamos una mini pinza para cada letra y para cada corazón.

Para poder colgarlos en el organizador necesitamos pegar una cuerda, para eso voy a reutilizar una cinta o cuerda de tela que tenía de una prenda de ropa. Pegaré la cinta en 3 puntos encima de la zona donde está el corazón de corcho. En el punto donde lo pegaré del centro, haré un medio nudo y en los extremos dejaré que caiga un poco la cinta.

Con las mini pinzas de madera vamos sujetando los corazones, uno a cada lado. Como el nombre de mi hija son 5 letras, colgaré a E en el centro y las otras 4, las colgaré 2 a cada lado, calculando el espacio necesario para que quede un poco simétrico, de esta forma:

Ya lo único que nos queda es ponerlo en la zona de estudio de mi hija y lo que antes era un espacio desordenado, convertirlo en un lugar limpio y organizado para estudiar. Colocamos el organizador de dos niveles a un lado de la mesa escritorio, de esta forma conseguimos agrandar un poco el tamaño de la mesa. Encima del organizador y la mesa montamos el organizador con el corazón de corcho y la pizarra portátil.

Con unas cintas adhesivas de doble cara vamos a pegar el organizador a la pared, para evitar que el organizador se caiga cuando mi hija quiera sacar y poner la pizarra… así será mucho más seguro.

Este es el resultado, así quedó la nueva zona de estudio de mi hija, puedes ver el antes y el después:

En el siguiente vídeo tutorial de mi canal de YouTube puedes ver el paso a paso de cómo lo hice:

…y recuerda…

Suscríbete a mi blog y mi canal de YouTube y sígueme por las redes sociales.

#crearyreciclar