Mi humilde reflexión

Sé que en estas fechas tan festivas todos tenemos los mismos deseos. Salud, dinero y amor, para nosotros, para nuestra familia y para nuestros amigos. Pero por qué no pedir también un deseo para NUESTRO HOGAR … LA TIERRA.

Mi deseo, un Planeta más y menos…… más humano, más limpio, más ecológico… menos hambre, menos guerras, menos contaminación.

No solo es mi deseo, sé que es el deseo de millones de personas en todo el mundo. También sé que no es fácil, pero si se puede. Empecemos por algo muy simple, reducir nuestro consumo, utilizar productos que podamos reutilizar más y cambiar nuestra rutina a la hora de deshacernos de los residuos que nosotros mismos generamos.

¿Por qué debemos reducir el consumo?

Reducir es una de las tres “R” del reciclaje. Podemos reducir el consumo de recursos naturales, tanto los renovables como los que no lo son. Reducir el consumo eléctrico, reducir la compra de productos en general ayuda a reducir la contaminación del ambiente, de nuestros ríos y nuestros océanos.

Son muchas las acciones que podemos hacer en nuestro día a día para reducir. No es algo que tenemos que hacer de repente, pero podemos ir cambiando nuestra rutina diaria poco a poco hasta que al cabo de unas semanas o meses, hemos cambiado radicalmente nuestro consumo.

¿Por qué debemos separar la basura?

Los residuos que generamos a diario, sin darnos cuenta van a parar a nuestros ríos, océanos, playas, ciudades, parques y jardines. Desde nuestro hogar y trabajo podemos evitar que esto suceda. Un simple gesto, separar la basura que generamos.

Cada residuo tiene una finalidad distinta. El cartón y papel, el vidrio, las latas, el plástico, etc. se procesan de forma diferente, por empresas distintas y con una utilidad diferente, por eso la importancia de separar la basura. Así ayudamos a las muchas empresas que elaboran productos a partir de nuestros desechos, elaborando materia prima y productos reciclados.

Si te parece que es mucha información en poco tiempo y te puedes confundir con la variedad de productos diferentes para separarlos, empieza por uno a la vez. El más fácil puede ser el vidrio, luego separa el papel y el cartón. Cuando ya lo hagas de costumbre empieza por separar el plástico, latas, brics, etc, que van al contenedor amarillo.

Luego puedes separar las pilas o baterías, luego el aceite usado de cocina, luego las bombillas, y así en lo que te des cuenta, te quedará un pequeño contenedor para la basura orgánica, que cada vez tendrá menos basura. Si quieres también puedes hacer compost con el residuo orgánico.

Te aseguro que luego de unos meses podrás separar todos los residuos de manera automática.

¿Por qué debemos reciclar?

Nuestro planeta es único. Si, parece una obviedad, pero es que a veces parece que se nos olvida. Si no reciclamos la basura que generamos, llegará un momento en que nos ahogaremos en nuestra propia porquería. Cada vez contaminamos más, cada vez destruimos más nuestros bosques, que son los que producen nada más y nada menos que el oxígeno que necesitamos para vivir.

Entonces, ¿por qué no hacerlo? Simplemente comienza por separar la basura en tu casa o trabajo y lleva los residuos al contenedor que corresponda. No te imaginas la cantidad de cosas que se pueden elaborar a partir de nuestros residuos. Claro, ese es un tema tan extenso e interesante que lo dejaré para publicaciones posteriores. Así podremos ir descubriendo todas las cosas increíbles que los artesanos, las pequeñas y grandes empresas, pueden hacer con el plástico, el papel, el cartón, las latas, las telas, el vidrio, etc.

Sin olvidarnos por supuesto de todas las manualidades que podemos hacer nosotros mismos para reutilizar los envases y demás objetos que ya no necesitamos. De los cuales ya he compartido en publicaciones anteriores con mis propias creaciones.

Por un Mundo más sostenible, más ecológico y más humano.

Es simple…Recicla!!!

Este es un sencillo vídeo con mi humilde reflexión.

…y recuerda…

Suscríbete a mi Blog y mi canal de YouTube y sígueme por las redes sociales!!!