De pantalón a bolso facilísimo.

Si tienes unos pantalones vaqueros (blue jeans) en tu armario, que ya no usas, están muy viejos, tus hijos han crecido o simplemente porque quieres hacer un bolso funcional y exclusivo, no te pierdas este tutorial donde te explico de una forma muy fácil cómo hacerlo.

bolso de pantalón vaquero jeans

Para confeccionar el bolso, además del pantalón, he utilizado únicamente materiales reciclados.

Las cremalleras y los enganches son de un morral o mochila vieja, al igual que los adornos y hebillas que son de un cinturón roto. Puedes personalizar el tuyo con los materiales que tengas en casa o en el trabajo, así le darás tu toque personal.

bolso vaquero pantalón jeans

Las ventajas de tener un bolso hecho con unos jeans son muchas. Tiene muchos y prácticos bolsillos, la tela “denim” es muy resistente y lavable, conjunta con casi todos los estilos y se puede combinar con diferentes fulares, bufandas o cinturones, el efecto es espectacular.

bolso vaquero pantalón jeans

Es un complemento ideal, lo puedes llevar en cualquier época del año, sirve como bolso personal, para llevar los libros al instituto o a la universidad, para la playa o para llevar las cosas y pañales del bebé.

Para empezar lo primero que hacemos es cortar el pantalón a la altura de las piernas, según el largo que queramos el bolso. Descosemos la zona del tiro o entrepierna e intentamos que quede lo más plano posible y cosemos.

Cortamos un trozo de tela vaquera para hacer el fondo del bolso. Yo lo haré rectangular, pero también se puede hacer un poco más ovalado. Cosemos este trozo de tela al pantalón del reves y damos la vuelta.

Si quieres puedes dejar el bolso así, porque ya estaría terminado. Pero como a mí me gusta hacer las cosas muy bien, decidí forrarlo con una tela de algodón de cuadritos azules, muy linda. Para forrar el bolso lo único que hacemos es cortar un rectángulo de tela del tamaño del bolso, doble, doblamos y cosemos por los laterales.

Metemos dentro del bolso pantalón y cosemos por todo el borde con unas puntadas invisibles, aunque también lo puedes coser con la máquina.

Para que el bolso sea práctico y funcional le cosí un cierre o cremallera grande y gruesa que reutilicé de una mochila o morral que estaba vieja y desgastada, pero que tenía varias cremalleras que funcionaban perfectamente.

Esto es lo que suelo hacer, cuando algo deja de estar en buenas condiciones para el uso, intento pensar en todas las posibilidades de reutilizarlo, por eso antes de tirar nada a la basura, luego quitar cremalleras, botones, aprovechar telas o tejidos que están en buenas condiciones y guardarlas en una caja de madera y guacal. Ya tengo varias cajas de este tipo a las que suelo llamar mi cajita del tesoro.

Lo bueno de transformar un pantalón vaquero en un bolso es que puedes personalizarlo completamente. Yo le puse varios toques personales. Pegué unos apliques, tejí un adorno en forma de llavero, etc., tú puedes ponerle cualquier tipo de detalle decorativo, purpurina, lentejuelas, piedritas, o lo que se te acurra… recuerda que la imaginación y la creatividad no tiene límites.

Además puedes hacer un bolso del tamaño que necesites dependiendo de la utilidad que le vayas a dar. Por ejemplo, un bolso un poco más grande para llevar los libros al instituto o la universidad, uno más pequeño para salir de paseo y sólo queremos llevar las llaves y el teléfono.

En el siguiente vídeo tutorial te muestro el paso a paso de cómo hacerlo, verás que fácil es!!!

Suscríbete a mi canal de YouTube y ayúdame a compartir mis ideas por las redes sociales.

Follow my blog with Bloglovin