botas y botella de plásticoUna idea muy sencilla de reutilizar una botella de plástico, es usarla como relleno para que tus botas de invierno, ya sean de piel o no, conserven su forma y se soporten rectas.

Así evitarás que se doblen y se dañen; al mismo tiempo estamos ayudando al medio ambiente con el reciclaje, reutilizando botellas de plástico, que de no hacerlo terminarían en el contenedor o en el peor de los casos en nuestros océanos.

Yo vivo en Tenerife, y aunque aquí el invierno es un poco más cálido que en el resto de España, suelo utilizar botas para el frío. En la medida de mis posibilidades intento cuidar mis botas para usarlas de un invierno para otro, porque como te comenté tampoco hace demasiado frío.

Luego de varios años viendo cómo se estropean las botas con el paso del tiempo, me di cuenta que se dañan muchísimo incluso cuando no las estaba usando. Entonces se me ocurrió esta idea. Me gustaría contarte brevemente cómo se me ocurrió la idea.

Estaba un día de invierno paseando por un precioso parque de la ciudad donde vivo y vi 2 botellas de litro y medio en el suelo. Las recogí para buscar un contenedor donde tirarlas. Después de pasear un buen rato, no encontré un contenedor de reciclaje dentro del parque, tan sólo papeleras pequeñas. Me sentí un poco frustrada y enojada así que me senté a pensar con las dos botellas en mi mano. Y de repente vi las botas que tenía puestas y se me ocurrió meterlas dentro para usarlas como relleno.

Entonces al llegar a mi casa las lavé y sequé muy bien; y las metí dentro de las botas. Con esta idea solucioné 2 problemas, el primero fue reutilizar las botellas y el segundo encontrar una idea para conservar mejor mis botas.

Cuando tenemos botas altas, suelen doblarse a la altura del tobillo aunque las tengamos guardadas en el armario. Esto trae como consecuencia que se deformen y se estropeen con el tiempo. Tanto si estamos en invierno y las usas con frecuencia, como si las quieres guardar en verano.

botella de plástico y botasPara evitarlo, quiero compartir esta simple idea, introducir dentro de ellas una botella de plástico.

Solo necesitas 2 botellas de plástico de 1,5 litros, de agua o de otra bebida, pero que estén bien limpias y secas… y en menos de cinco segundos estará listo!!!

Lo que hacemos es aplastar ligeramente la parte superior de la botella, justo por debajo de la tapa, así la botella se ajuatará al tamaño de la bota en el tobillo.

Tapamos la botella y la metemos boca abajo dentro de cada una de las botas y listo.

Si tienes botas un poco mas cortas puedes reutilizar botella más pequeñas, o si lo quires hacer para las botas de tus hijos lo puedes hacer con botellas más estrechas.

botella de plástico y botasUna vez que metemos las botellas dentro de las botas puedes ver como se sostienes rectas, además mantienen su forma, así la piel se conservará mejor por mucho más tiempo.

Puedes guardarlas así en el armario o meterlas en su caja original y taparla para conservarlas mejor hasta el próximo invierno.

No te pierdas el siguiente vídeo tutorial donde te explico de una manera muy sencilla cómo hacerlo, es muy corto,  ya verás qué fácil es.

Recuerda suscribirte a mi canal de Youtube, así no te perderás ninguna de mis ideas… y sígueme por las redes sociales.