¿Tienes pantalones vaqueros o blue jeans tirados en tu armario porque ya no te gustan? ¿Quieres darles una nueva vida?

Renuévalos para que tengan una segunda oportunidad, con un diseño muy original. Transforma tus pantalones aburridos en tan solo 3 pasos y conviértelos en divertidos y exclusivos.

Tan solo necesitas unas tijeras, una liga o elástico y un poco de lejía o cloro.transformar pantalones muy fácil

Estos pantalones los transformé para mi hija mayor, a ella no le gustan los shorts o pantalones demasiados cortos. Ella quería unos pantalones cortos para el verano, pero después de mucho buscar en varias tiendas de moda, y solo encontrar short súper cortos, decidimos que lo mejor sería reutilizar unos pantalones que no usaba porque no le gustaban mucho, sobre todo por el color y hacerlos a su gusto y medida.

Lo primero que hacemos es cortar el pantalón a la medida que queramos. Te recomiendo que lo midas sobre la persona que los llevará, así no te equivocarás seguro. Hacemos una pequeña marca con una tiza o con un alfiler, ten mucho cuidado de no pincharla.

Una vez que los tenemos cortados podemos volver a probarlos para estar bien seguros. Recuerda dejar una medida de más si quieres dejarle un pequeño fleco como hicimos nosotras.

Llenamos un cubo con un poco de agua y echamos un chorrito de lejía o cloro. Antes de sumergir el pantalón en esta mezcla, te recomiendo que utilices guantes, ya que la lejía es un poco fuerte para la piel.

Para que el desteñido quede de esta forma, retorcemos el pantalón y lo doblamos, ajustando con fuerza. Para sujetar utilizamos una liga o cinta elástica. Metemos el pantalón dentro del cubo, de manera que la mezcla cubra hasta la mitad o como nosotros queramos. Dejamos actuar unas cuantas horas, el tiempo dependerá del color del pantalón y del concentrado de la lejía.

Cada cierto tiempo échale un vistazo, no hace falta que lo pongas al sol, así puedes sacarlo y lavarlo cuando hayas conseguido el aspecto deseado. No te recomiendo que lo hagas de noche y te vayas a dormir, porque a lo mejor cuando te levantes por la mañana, te encuentres el pantalón completamente desteñido.

Incluso si prefieres, puedes irlo sumergiendo poco a poco, así conseguirás como un degradado en cuanto a la intensidad del desteñido. Para ello utiliza los guantes o también te puedes ayudar con un palo de madera.

Cuando haya pasado el tiempo necesario y esté a tu gusto, sácalo del cubo, lávalo con abundante agua fresca, quítale la liga y termina de lavarlo bien, retorciendo y mojando para que el cloro se salga completamente.

Cuélgalo y déjalo secar muy bien. Luego puedes descoser para hacer el fleco o romperlos un poco para que tengan un aspecto más a la moda. Ahora los pantalones mientras más rotos mejor. Aquí puedes ver una imagen con el antes y el después de estos pantalones.

pantalón antes y después

Prueba con pantalones de distintos colores, ya verás que el efecto es espectacular. Es facilísimo, y también puedes darle un toque original con aplicaciones o tachuelas, simplemente deja volar tu creatividad e imaginación. Mira qué lindo quedó este otro pantalón rojo: Otro que estaba en el fondo del armario.

Te invito a que veas el siguiente vídeo tutorial donde puedes ver el paso a paso de cómo lo hicimos, es facilísimo!!!

Ten en cuenta que el tiempo de remojo de cada pantalón puede variar, depende del color y del tejido.

…y recuerda…

Suscríbete a mi Blog y mi canal de YouTube y

sígueme por las redes sociales!!!